#Anti-Bullying

El “Bullying” o la intimidación están presentes en nuestra vida cotidiana, ya sea en el trabajo, la escuela, la universidad o en los barrios. Como padre o madre, usted necesita actuar para ayudar a prevenir el acoso escolar o por lo menos, ayudar a su hijo a prepararse a sí mismo ante el “bullying” a ambos lados del espectro.

Las artes marciales es una increíble forma de ayudar a los niños; en ellas aprenden y/o refuerzan una serie de valores como la confianza, el respeto, la disciplina, el liderazgo, el alivio del estrés, el autocontrol y la auto-defensa, por lo que ayuda tanto a un niño que se ha convertido en un abusivo, así como un niño que está siendo intimidado.

Pero tanto un abusivo o como una víctima de acoso escolar puede superar este tipo de comportamiento a través de las artes marciales. A continuación explicamos, detalladamente, como las artes marciales refuerzan estos valores positivos:

Confianza en sí mismo
  • Para los abusivos, su comportamiento proviene de una necesidad de ser la persona en la parte superior. Disfrutan que otros les teman y requieren mucha atención. Las artes marciales trabaja la confianza en sí mismos y en otros aspectos de la vida para que la intimidación no sea necesario para obtener la aprobación o lograr la atención de los demás.
  • Para aquellos que son intimidados, ya que son simplemente objetivos fáciles para el agresor. Tienen una muy baja autoestima, son débiles y se asustan fácilmente. Las artes marciales ayudan a la víctima mediante la construcción de confianza en sí mismos para que puedan mostrar una sensación de fuerza, que le ayudará a asegurarse de que no se consideran un blanco fácil para un abusivo.
Respeto
  • Para los abusivos, que tienen una necesidad muy dominante para tener el control sobre los demás. De hecho, esta es una de las principales razones por las que optan por intimidar a otros niños. Las artes marciales pueden ayudar a estos niños, ponen de manifiesto que todo el mundo - no importa qué - merece ser respetada y que nadie - no importa qué - con honestidad merece ser víctima.
  • Para aquellos que son intimidados debido al poco respeto que le tienen los demás. Este es uno de los signos más comunes y frecuentes de acoso escolar que tiene lugar. Las artes marciales les enseñan que necesitan aprender a respetarse a sí mismos si alguna vez esperan que los demás los respeten. Esto sólo significa que tienen que creer en sí mismos y que su autoestima es mucho mayor de lo que creen.
Disciplina
  • Para los abusivos, la falta de disciplina en el hogar es a menudo la razón de que el hijo acosa a otros. Las artes marciales tienen un programa de disciplina estructurada que es sencillo y coherente. Se les permitirá aprender los comportamientos aceptables e inaceptables.
  • Para aquellos que son intimidados, la falta de disciplina puede empeorar las cosas en sí mismas por la forma en que actúan. De hecho, la forma en que actúan a veces es lo que atrae al abusivo hacia ellos. Con las artes marciales aprenden que todo mejora a través del arte de la disciplina. La disciplina es lo que te permitirá mejorar en las artes marciales y en la vida, dicen que la disciplina supera al talento si es que el talento no tiene disciplina. 
Liderazgo
  • Para los abusivos, son más propensos a desarrollar problemas como el trastorno de personalidad anti-social, debido a su comportamiento provocador. Esta condición particular hace que a la persona ignorar el hecho de que otros alrededor de ellos tienen sentimientos. Las artes marciales pueden ayudar a estos niños a aprender a desarrollar la capacidad necesaria para ver y comprender la empatía en los demás.
  • Para aquellos que siendo intimidado, que son menos populares y otros tienen menos empatía por ellos. Esto es una causa en la mayoría de los casos. Su hijo tiene mayor riesgo de ser intimidados si tiene menos amigos. Un programa de artes marciales puede ayudar a estos niños a ser socialmente más abierto, así que fácilmente puedes hacer amigos; además de conocer un nuevo círculo de amigos: tus compañeros de entrenamiento.
Alivio del estrés
  • A los abusivos les es difícil regular sus propias emociones. Generalmente no tienen manera de controlar su frustración y su ira, y esto es lo que conduce a intimidar a otros de manera grave. Las artes marciales pueden ayudar a estos niños se tomen su frustración en la técnica en lugar de llevarlo hacia fuera en los otros niños, a quienes no lo merecen. Es una excelente manera para que los niños descarguen un poco de energía negativa.
  • Para aquellos que siendo intimidado, los problemas de estrés son en gran medida uno de los efectos más frecuentemente debido a la intimidación de los niños. Tienen estos altos niveles de estrés debido a que están siendo intimidados, lo que les lleva a ser físicamente enfermo porque su sistema inmunológico se ha debilitado. El entrenamiento ofrece a los niños una forma en que se puede aliviar parte de su estrés a través de la actividad física de manera que el estrés ya no afecta tanto en su salud.
Autocontrol
  • Para los abusivos, que puede ser muy exaltados e impulsivos. Las artes marciales ayudan a estos niños a que se familiaricen con sus pensamientos, así como con las emociones, mientras que la capacitación para controlar adecuadamente cualquier impulso negativo que viene a través de que en última instancia podría llevar a comportamiento intimidatorio. 
  • Para aquellos que son intimidados, generalmente no son conscientes que su comportamiento hace que un abusivo arremeta contra ellos. La capacitación ayuda a fortalecer a estos niños a controlar sus acciones de tal manera que garantice una situación negativa no sólo en una espiral fuera de control, dando lugar a la violencia o el conflicto.
Aprender defensa personal
  • Para los abusivos, el deseo de poder es lo que generalmente conduce a un abusivo para llevar a cabo su mal comportamiento. Ellos ven cómo se pueden utilizar con eficacia su dominio para controlar a otros. Las artes marciales hacen hincapié en que el arte es una forma de auto-defensa en lugar de una forma de ataque.
  • Para aquellos que son intimidados, son blancos fáciles aquellos que son débiles o muestran debilidad. Las artes marciales toman estas debilidades y las convierte en fortalezas, y les enseña cómo defenderse con éxito. Con este conocimiento en la mano, se proyectará un aura de más confianza y no aparecerá como un blanco fácil para los agresores.

La intimidación es y será siempre un problema y el practicar artes marciales pueden ayudar a la prevención del Bullying al reforzar valores como el liderazgo, confianza, disciplina, autocontrol, el alivio del estrés y defensa personal. Peru Fight Academy Lima Norte ha desarrollado un programa social dirigido a niños entre los 6 y 12 años que sean propensos al bullying o que hayan tenido episodios de bullying. Estos son los horarios y disciplinas que tenemos para este programa:

Boxeo:
  • Lunes – Miércoles – Viernes: 3:30 pm (6-8 años)
  • Lunes – Miércoles – Viernes: 4:30 pm (9-12 años)
Muay Thai:
  • Martes – Jueves: 3:30 pm (9-12 años)
Jiu Jitsu Brasilero:
  • Martes – Jueves: 4:30 pm (6-8 años), 5:30 pm (9-12 años)