Cómo el ejercicio puede ayudar a controlar la diabetes

La diabetes es una enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se produce cuando el cuerpo no puede producir suficiente insulina o no puede utilizar adecuadamente la insulina que produce. La insulina es una hormona que ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, y cuando no funciona correctamente, los niveles de azúcar en la sangre pueden llegar a ser peligrosamente altos.

El ejercicio es una gran forma de ayudar a controlar la diabetes. Cuando hace ejercicio, sus músculos necesitan más energía, por lo que empiezan a descomponer el azúcar almacenado en la sangre como combustible. Esto ayuda a reducir sus niveles de azúcar en sangre. El ejercicio también hace que sus células sean más sensibles a la insulina, por lo que su cuerpo necesita menos insulina para transportar el azúcar de la sangre a sus células.

El ejercicio tiene también muchos otros beneficios, como la reducción del riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y algunos tipos de cáncer. Pero para las personas con diabetes, el ejercicio puede ser especialmente importante para ayudar a mantener su condición bajo control.

Tipos de ejercicio

El mejor tipo de ejercicio para controlar la diabetes es el ejercicio aeróbico, es decir, actividades como caminar, montar en bicicleta, nadar, boxear o bailar, que elevan su ritmo cardíaco y le hacen respirar con más fuerza. Este tipo de actividades ayudan a reducir los niveles de azúcar en sangre al hacer que sus músculos utilicen más azúcar como combustible. También hacen que sus células sean más sensibles a la insulina.

El entrenamiento de fuerza también es importante para las personas con diabetes. Desarrollar los músculos puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre al aumentar la cantidad de azúcar que almacenan sus músculos y al incrementar la sensibilidad a la insulina. Las actividades de entrenamiento de fuerza, como el levantamiento de pesas o la práctica de yoga, también pueden ayudar a mejorar el equilibrio y la coordinación, habilidades que son importantes para prevenir caídas y lesiones. Y como unos músculos fuertes ayudan a mantener unas articulaciones sanas, el entrenamiento de fuerza también puede ayudar a aliviar el dolor de afecciones como la artritis 

Si tiene diabetes, el ejercicio regular es una de las cosas más importantes que puede hacer para controlar su enfermedad. El ejercicio puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre haciendo que sus músculos utilicen más azúcar como combustible y aumentando la sensibilidad a la insulina. El ejercicio aeróbico y el entrenamiento de fuerza son dos formas estupendas de empezar. Así que póngase en marcha hoy mismo: ¡su salud se lo agradecerá!

Comentarios

Contáctanos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Entradas populares de este blog

La mejor escuela de boxeo de san miguel y pueblo libre

Entrena 3 meses por solo S/. 268 soles

Academia de Boxeo: Clases para mujeres